AGRUPACIÓN LÉSBICA ROMPIENDO EL SILENCIO LANZA ESTUDIO SOBRE VIOLENCIA DE GÉNERO Y ODIO ONLINE

Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on whatsapp

Estudio se basó en el caso de Carolina Torres Urbina, que el 13 de febrero de 2019 fue víctima de una golpiza que la dejó con una fractura de cráneo y hemorragia interna.

A un año del ataque lesbófobico sufrido por Carolina Torres en la comuna de Pudahuel, y en el marco del mes de su mes aniversario, la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, presentó el estudio “#CarolinaTorres. Violencias y discurso de odio en línea”, investigación exploratoria desarrollada con apoyo del Fondo de Respuesta Rápida de Derechos Digitales a partir del análisis y caracterización de 13.055 tweets sobre la agresión de lesbo-odio que afectó a la joven y que visibiliza los discursos de violencia de género en contra de las comunidades disidentes sexuales y de género.

El 14 de febrero de 2019, Carolina Torres Urbina (de 24 años en ese entonces), quedó internada en la Unidad de Cuidados Intensivos de la ex Posta Central, con una fractura de cráneo y hemorragia interna, resultado de la golpiza motivada catalogada como crimen de lesbo odio.

Entre los hallazgos del estudio, se encuentra que, si bien un 35,77% de los tweets y retweets repudiaron la agresión, 321 comentarios la naturalizaron, justificaron, e incluso, frivolizaron el ataque contra la joven, destacando además que el 87% de estas posturas provienen de retweets de un grupo reducido de usuarixs y no de opiniones o puntos de vista personales.

Por otra parte, el contenido de los mensajes deja en evidencia la discriminación interseccional que sustenta este tipo de manifestación. En el caso estudiado, la discriminación más recurrente que se constata es de carácter clasista, ya que hacen alusión al contexto social y económico de la víctima. A esto se suman la violencia de género.

“El hostigamiento y los discursos de odio que se reproducen en la web son manifestaciones de violencia en contra de lesbianas, bisexuales, y mujeres cis/trans. Este estudio pretende exponer estas conductas para co-construir estrategias que nos permitan enfrentarlas y prevenirlas, no hay que olvidar que en varias ocasiones han terminado en agresiones en la vida real”. indicó Nicole Rojas, encargada del área de estudios de Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, organización aliada de Juntas en Acción.

“Las violencias y los actos de discriminación que sufren las disidencias sexuales y de género en los distintos espacios también se reproducen en los escenarios online”, explica María José Guerrero, presidenta del Observatorio contra el Acoso Chile (OCAC). “Esto pasa porque las violencias de género responden a un sistema patriarcal, ya sea en el ambiente laboral, en los establecimientos educacionales, en espacios públicos o en nuestras propias casas, se siguen reproduciendo las mismas estructuras, pero con características particulares”, señala Guerrero.

En el desarrollo del estudio, realizado por las investigadoras Doris Quiñimil y Nicole Rojas, destaca también el impacto de la cobertura que realizaron algunos medios de prensa tradicionales con tweets que buscaron naturalizar la agresión al poner el foco en la teoría que esta se produjo en el contexto de una pelea entre barras de fútbol.

Desde el área de estudios de la Agrupación, hacen hincapié en que este ejercicio investigativo permite levantar evidencia, documentar, identificar, tipificar y caracterizar las manifestaciones de violencias y discursos de odio que se registran en las redes sociales (específicamente en Twitter), como también, articular un perfil de quienes ejercen ciber violencias.

Descarga aquí los resultados del estudio.