BANCO CENTRAL MIDE EL APORTE AL PIB DEL TRABAJO DOMÉSTICO Y DE CUIDADOS

El impulso para realizar esta medición provino del estudio que realizó ComunidadMujer, en el marco de Juntas en Acción y cofinanciado por la Unión Europea.

 

El Banco Central está trabajando para visibilizar el aporte a la economía que implican las tareas domésticas y de cuidado en el hogar que, en su inmensa mayoría, son realizadas por las mujeres.

En su Informe de Política Monetaria de junio realizó una valorización del trabajo doméstico y de cuidados, que alcanzó el 26% del PIB durante 2020, aumentando del 21% que se estimaba previamente. Esto, debido al efecto de la crisis sanitaria. “La pandemia ha generado un aumento de esta carga sin que se haya producido una mejor distribución de las labores entre mujeres y hombres”.

El presidente del Banco Central, Mario Marcel, comentó el 31 de marzo pasado en el Congreso que el impulso para dar este paso provino de un estudio realizado por ComunidadMujer, “que estimó el valor económico del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado en más de una cuarta parte del PIB, sin estar incluido en esta última medición”. Añadió que “dada la relevancia del tema, acentuada durante la actual coyuntura”, se decidió avanzar en esa dirección.

La investigación, “¿Cuánto aportamos al PIB? Estudio de Valoración Económica del Trabajo Doméstico y de Cuidado No Remunerado en Chile”, realizada por ComunidadMujer, en el marco de Juntas en Acción y cofinanciado por la Unión Europea, reveló que el trabajo doméstico y de cuidado no remunerado equivale al 22% del PIB Ampliado, lo que supera la contribución de todas las otras ramas de actividad económica.

“Valoramos el anuncio que hizo el Banco Central. Esto va en la línea correcta, en la línea de las recomendaciones que nosotras hicimos en el estudio del aporte al PIB del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado. Ojalá se concrete, ojalá resulte”, afirmó la economista y directora de Estudios de ComunidadMujer, Paula Poblete.

Poblete explicó que para ello es clave actualizar la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT) que hace el INE, ya que la única versión de esta medición data de 2015 y la proyectada para 2020 se suspendió debido a la pandemia. “No hemos sabido de una nueva fecha para su realización, pero es muy importante, más aún con la pandemia de por medio, que exacerbó las labores de cuidado y domésticas”, afirmó la economista.

Por su parte, el INE informó que está avanzando en el diseño, planificación y construcción de un módulo complementario en la encuesta de empleo sobre estadísticas de uso del tiempo, “cuyo foco principal será el trabajo no remunerado al interior del hogar, teniendo un pulso general de la carga global de trabajo que implica para mujeres y hombres y cuáles son sus brechas”. Explicó que se tiene programado el inicio de la recolección de este módulo a contar de febrero de 2022, en forma continua en el tiempo, estimando que los primeros podrían ser publicados en 2023.

Sobre la segunda versión de la Encuesta Nacional Urbana sobre Uso del Tiempo (ENUT), indicó que se presentó la formulación presupuestaria para su realización, siendo planificada la prueba piloto en 2022 y su recolección oficial en 2023.

REVISA aquí el estudio “¿Cuánto aportamos al PIB? Estudio de Valoración Económica del Trabajo Doméstico y de Cuidado No Remunerado en Chile”.

CÓMO HACER EFECTIVO EL POSTNATAL DE EMERGENCIA

Ya entró en vigencia la extensión del postnatal de emergencia con el objetivo de proteger la salud y el empleo de padres y madres trabajadores y sus hijos e hijas.

 

Este lunes 14 de junio se publicó en el Diario Oficial la extensión del postnatal de emergencia, luego de ser aprobada el 3 de junio por la Cámara de Diputadas y Diputados y promulgada por el Gobierno el viernes 11.

Se trata de la ley 21.351 que otorga prestaciones excepcionales a los trabajadores dependientes, independientes y del sector público que han hecho uso de una o más licencias médicas preventivas parentales

En términos prácticos, esta ley extenderá por otros tres meses las licencias Covid-19 a padres y madres trabajadoras garantizándose su ingreso económico durante ese tiempo.

¿Cómo hacerlo efectivo?

Las funcionarias públicas deben solicitar un permiso sin goce de sueldo a su empleador.

Las trabajadoras y trabajadores del sector privado deben solicitarla en https://www.afc.cl/ley-proteccion-al-empleo/nueva-crianza-protegida/

En el caso de las trabajadoras independientes u honorarios deberán solicitarla en https://www.chileatiende.gob.cl/fichas/94233

LAS LEYES QUE TODAVÍA DISCRIMINAN A LAS MUJERES EN CHILE

La legislación chilena mantiene una serie de normativas que siguen endosando el cuidado y crianza exclusivamente a las mujeres y que ponen al hombre como jefe de la sociedad conyugal. Se trata de leyes que discriminan, reforzando los estereotipos de género tradicionales, y deben ser urgentemente modernizadas.

 

A pesar de la fuerte movilización feminista, la legislación chilena sigue discriminando a las mujeres. En las leyes chilenas vigentes, existen una serie de normativas que limitan la autonomía económica de las mujeres, haciéndolas únicas responsables de la crianza e impidiéndoles administrar su patrimonio cuando están casadas bajo el régimen de sociedad conyugal.

El visibilizar esas problemáticas es vital para generar un cambio. Con ese objetivo, Fundación Probono, en el marco del trabajo de Juntas en Acción, realizó una revisión de la legislación laboral, familiar y el derecho público, para identificar los principales obstáculos legales que impiden a las mujeres alcanzar una real autonomía económica, perpetuando la violencia y la discriminación.

Al respecto, Carolina Contreras, directora ejecutiva Fundación Pro Bono, destacó el aporte de este tipo de estudios. “Nos parece muy importante el trabajo en conjunto realizado por abogadas de tres importantes estudios jurídicos miembros de Fundación Pro Bono en la mesa de análisis legislativo con Juntas en Acción, ya que identifica aspectos en los que la legislación presenta discriminación hacia la mujer de manera directa o indirecta que nos afecta en el día a día”.

Limitaciones a la autonomía económica de las mujeres

La autonomía económica es definida por las Naciones Unidas como la “capacidad de las mujeres de generar ingresos y recursos propios a partir del acceso al trabajo remunerado en igualdad de condiciones que los hombres”.

Sin embargo, existen múltiples impedimentos que limitan el acceso de las mujeres a su plena autonomía económica. “Entre las mujeres que logran insertarse en el mercado laboral, los obstáculos para su permanencia y desarrollo son grandes y reales. Por un lado, enfrentan sistemáticamente la falta de igualdad de oportunidades o, derechamente, situaciones de discriminación”, explica Alejandra Sepúlveda, directora ejecutiva de ComunidadMujer.

“Evidentemente, las leyes y políticas públicas son una potente herramienta, pero no son suficientes para cambiar esta realidad, y es vital el rol que cumplen otros agentes sociales —y socializadores— como la familia, las escuelas y los medios de comunicación. Es un gran reto, que nos desafía a todas y todos a resignificar las relaciones de género. Hombres y mujeres somos merecemos el mismo espacio y valoración. Esta crisis actual también nos desafía a pensar en qué sociedad queremos vivir, impulsar los objetivos de desarrollo sostenible, y jugarnos a fondo por sociedades más justas e igualitarias”, manifiesta Sepúlveda.

Aquí detallamos 4 leyes que siguen discriminando a las mujeres y limitan su autonomía económica:

  1. Salas cuna

El ingreso y permanencia de las mujeres en el mundo laboral remunerado es fundamental para disponer de sus propios recursos. En este sentido, en el Derecho Laboral encontramos situaciones problemáticas como la que establece el Art. 203 del Código del Trabajo.

Este dice que “las empresas que ocupen veinte o más trabajadoras de cualquier edad o estado civil, deberán tener salas anexas e independientes del local de trabajo, en donde las mujeres puedan dar alimento a sus hijos menores de dos años y dejarlos mientras estén en el trabajo”.

Al otorgar el derecho de sala cuna sólo a las trabajadoras, hacen más cara su contratación y entrega sólo a las mujeres la responsabilidad de la crianza, en vez de promover la corresponsabilidad en el cuidado de hijas e hijos.

  1. Postnatal para padres

En esta misma línea, el inciso octavo del Artículo 197 bis del Código del Trabajo, establece el permiso de postnatal parental.

Si bien la norma actual contempla la posibilidad de que el padre haga uso de las últimas semanas del postnatal parental, en la práctica casi no es utilizada: sólo el 0,2% de los padres lo toman.

“Hace casi diez años Chile cuenta con una legislación que ha extendido la duración del permiso postnatal de tres a seis meses para madres y, además, permite que los padres también puedan cuidar a sus bebés algunas semanas. Sin embargo, esta medida, regulada con carácter voluntario, no ha contribuido de manera importante a la necesaria corresponsabilidad entre madres y padres trabajadores con responsabilidades familiares, siendo necesarias otras políticas públicas más amplias y obligatorias para que estas decisiones no queden radicadas únicamente en cada pareja”, explica Camila Maturana, abogada de Corporación Humanas.

  1. Falta de fiscalización de la igualdad salarial

Según el inciso primero del Artículo 62 bis del Código del Trabajo en Chile existe la igualdad salarial, pero en la práctica esto no se cumple y las mujeres perciben, en promedio, un 27% menos de remuneraciones que los hombres (INE).

La razón sería la carencia de exigencias y fiscalizaciones que la ley actual no trae aparejadas, permitiendo que la brecha laboral siga existiendo.

Actualmente, existe un proyecto en tramitación que aborda este punto y que se encuentra en la Comisión de Mujeres de la Cámara de Diputadas y Diputados. El proyecto modifica el Código del Trabajo, perfeccionando la regulación de la actual legislación sobre igualdad salarial.

  1. Sociedad conyugal

Dejando el mundo laboral y moviéndonos hacia lo privado, encontramos las legislaciones en el Derecho de Familia, donde la estructura y funcionamiento de la sociedad conyugal representa una de las mayores discriminaciones para las mujeres.

El artículo 1749 del Código Civil establece que “El marido es jefe de la sociedad conyugal, y como tal administra los bienes sociales y los de su mujer…”. “Lamentablemente, Chile mantiene una deuda de larga data en materia de igualdad de las mujeres, pues siguen vigentes las normas de la sociedad conyugal que las discriminan, subordinándolas a sus maridos y limitando su capacidad jurídica por el sólo hecho de ser mujeres. Esto está absolutamente prohibido por los tratados internacionales vigentes en el país y son numerosos los organismos internacionales que le han reprochado al Estado por esta legislación”, explica Camila Maturana, abogada de Corporación Humanas.

“Desde la recuperación de la democracia han sido numerosos los proyectos de ley que han buscado resolver esta discriminación y en 2007, el Estado se comprometió ante la Comisión Interamericana de DDHH a reformar la sociedad conyugal. Pese al tiempo trascurrido, este compromiso sigue pendiente y preocupa la lentitud con que el Senado enfrenta esta urgencia”, manifiesta Maturana.

Otras leyes que discriminan a las mujeres

En el Capítulo III del Libro I del Código del Trabajo se denomina a las personas que se trabajan embarcadas o en el puerto como “hombres de mar”, invisibilizando el trabajo de muchas mujeres que trabajan en el mar y fomentando los estereotipos de género y la discriminación.

Actualmente, a muchas mujeres se les exige realizarse el PAP para acceder a un trabajo en la administración pública, mientras que a los hombres no les exigen un examen equivalente (como el de próstata). La razón estaría en la interpretación del artículo 12 de la ley 20.880 que fija como uno de los requisitos para ingresar a la Administración del Estado “tener salud compatible con el desempeño del cargo”.

NATHALY PARRA, INTEGRANTE DE LA AGRUPACIÓN LAS POBLADORAS: “LA BRECHA DIGITAL NOS PEGÓ UN PORRAZO”

Un diálogo sobre organización popular, proyecto “Reconectadas” y el impacto de las políticas públicas en pandemia junto a la activista y monitora de alfabetización digital.

 

Ya sea denunciando las injusticias en la “antigua normalidad” o enfrentando los desafíos y dificultades de esta nueva forma de vivir en pandemia, el trabajo colectivo y feminista es el motor de la Agrupación Las Pobladoras, de la población Angela Davis, en Recoleta.

La población Angela Davis nace a partir de una toma de terreno el año 1972. “Ustedes dicen, ¿por qué se llama Angela Davis? Estos hermanitos [refiriéndose a los fundadores del “Comité Sin Casa: Angela Davis”; David Mena, y los hermanos Francisco y Juan Maltrain] tenían dos nombres para la población. Uno era Martin Luther King y el otro era Angela Davis, pero como en esa reunión había más mujeres luchadoras y soñadoras, le pusieron Angela Davis (…) esa es la historia, esa es la verdad”, contó Fernando Valenzuela representante de los fundadores de la población durante la visita de Angela Davis a Chile en 2016.

En la comuna de Recoleta sólo el 49% de los hogares cuenta con acceso a Internet fija, lo que implica que la mitad de sus habitantes dependen de su Internet móvil personal o de otras formas de conectividad, una situación que se ha vuelto especialmente crítica en pandemia.

Sobre la organización, la situación actual y la brecha digital conversamos con Nathaly Parra Delgadillo es egresada de pedagogía, parte del Centro Cultural Social y Deportivo Isaac Tapia, integrante de Las Pobladoras y ahora también monitora del taller de Alfabetización Digital del proyecto “Reconectadas”, de la organización Datos Protegidos, ganador del fondo «Juntas enfrentamos la crisis COVID19” de Juntas en Acción.

Una nueva forma de vivir y comunicarnos

“Reconectadas” llegó a la población Angela Davis a entregar herramientas esenciales para la vida en plena crisis sanitaria, donde cada trámite y permiso requiere de tener acceso a Internet y conocimientos para usar las plataformas, como la Comisaría virtual y la clave única.

“Apareció la necesidad de apoyar a las mujeres que estábamos en las casas con los hijos, conociendo una nueva forma de educarnos y de educarlos bajo otra mirada. Conociendo además las desigualdades que nos tocó vivir en lo laboral. Ahí tuvimos que decir, ¿quién se va a quedar en la casa con los hijos o quién puede traer más plata a la casa para poder vivir?”, señala Nathaly.

Las mujeres fueron quienes, en su mayoría, se quedaron en la casa haciéndose cargo del trabajo doméstico, ayudando a sus hijos e hijas en sus clases virtuales y muchas veces también realizando teletrabajo.

Uno de los aspectos que más destaca Nathaly sobre las primeras capacitaciones de Reconectadas fue aprender que lo que creemos sabido muchas veces no es tal, especialmente respecto a la protección de los datos personales en Internet y las posibles vulneraciones a la privacidad en las redes sociales.

“Todas las personas que vienen a pedirnos documentación, clave única o los permisos llegan y nos entregan su celular como si nada, diciendo ‘esta es mi clave, métala no más’ y tuvimos que explicarles que eso no se hacía. Todo partió por la necesidad imperiosa de aprender a comunicarnos desde otra forma”.

Nathaly Delgado.

Partir desde cero

Levantar iniciativas populares requiere de tiempo, persistencia y paciencia. Lo sabe así Nathaly por su participación en Las Pobladoras, el centro cultural, la junta de vecinos y la olla común. Por eso, sostiene que lo importante fue el trabajo, apoyo y compromiso de Datos Protegidos para motivar la participación y organización de las participantes. “Nos sirvió saber que la organización que nos estaba ayudando a nosotras estaba muy firme, con las bases muy sólidas para poder guiarnos. Si no, hubiese fracasado”, enfatizó.

Nathaly cuenta que la ejecución del proyecto les hizo notar que sería incluso mejor comenzar con un nivel aún más básico de alfabetización digital. Esto considerando que todo trámite y procedimiento en pandemia se exige que sea hecho de manera virtual.

“Para poder ponerlo en práctica en la comunidad en la que nosotras nos desarrollamos está un poquito elevado. La gente en su mayoría saca documentación en el celular, entonces en el computador no tienen mayor manejo que WhatsApp y Facebook. Por eso nosotras pensábamos algo que fuera muy muy básico, desde prender el computador”.

Territorio: donde se ponen a prueba los proyectos y las políticas públicas

Respecto al impacto de la pandemia y la vida virtual, Nathaly agrega que además de la pérdida de la privacidad de los hogares, también se ha develado la profunda y cruel desigualdad del país, discriminando a quienes no poseen los conocimientos y herramientas.

“La brecha digital nos pegó un porrazo. Se hizo una división que dijo a rajatabla: ‘esto no sirve, esto sirve’. Los que ‘no sirven’ son los que no saben… los que no tuvieron la oportunidad de aprender. Hay generación perdida que no tuvo la posibilidad de aprender en algún curso de computación de la municipalidad y hoy no puede ayudar a sus hijos”.

En palabras de Nathaly, esta situación generará un grave impacto y desfase en la educación que no se debe evadir, por lo que aboga por buscar y plantear nuevas formar de aprender. “No sé si el gobierno piensa en eso… o piensa algo sobre estos temas. Yo trabajé siempre en lugares en riesgo social, por eso siempre he considerado que la gente que está a la cabeza de la educación está absolutamente desenchufada de la realidad”.

Señala que medidas como el retorno presencial dividiendo la sala por metros cuadrados por estudiante es desconocer que así terminarían ingresando apenas “cuatro alumnos” al aula, o lo imposible que es ejecutar medidas sanitarias en establecimientos donde “nunca hubo confort y tampoco jabón”.

“La irrealidad con la que las autoridades viven país es vergonzosa y es peligrosamente grave. Entonces ahora que tuvieron un año completo para solucionar el tema por lo menos de la conexión, ¿por qué no entregaron tablets, o computadores que sólo sirviesen para conectarse?, pero no, nos dicen: síganse arreglándolas, vean cómo lo hacen”.

Finalmente, Nathaly manifiesta que a pesar de todas las iniciativas comunitarias que se puedan generar en los barrios, es muy difícil satisfacer las necesidades de conexión y trámites de los vecinos y vecinas si no hay medidas reales desde el gobierno.

“Por qué no funciona un infocentro donde la gente pueda tener apoyo, con un horario fijo. Imagínate una señora que va al supermercado y tienen 80 años, ¿quién va a poder sacar un papel a esa edad?”, sentencia.

COMUNIDADMUJER ABRE LAS POSTULACIONES AL FONDO CONCURSABLE MUJERES POR LA EQUIDAD 2021

Organizaciones comunitarias de todo Chile podrán postular hasta el 25 de junio.

 

Este martes 1 de junio se abrieron las postulaciones al Fondo Concursable Mujeres por la Equidad 2021 de ComunidadMujer.

Las postulaciones estarán abiertas entre el 01 al 25 de junio, recibiendo proyectos que promuevan la igualdad de género en sus territorios.

Las organizaciones que deseen postular pueden consultar la Guía para la Elaboración de Proyectos con Perspectiva de Género de ComunidadMujer para facilitar y apoyar el proceso de diseño y construcción de proyectos.

La iniciativa entregará a las organizaciones ganadoras acompañamiento en la implementación de sus proyectos, apoyo para la generación de estrategias de comunicación y redes y los recursos económicos para su ejecución.

Las postulaciones cierran el 25 de junio a las 23:59 hrs.

¿Quieres saber de qué se trata nuestro Fondo Concursable? INSCRÍBETE en las charlas informativas aquí: https://bit.ly/CharlasFondoConcursable2021

Cómo postular

Postula aquí.

Bases y formulario.

Cómo usar la plataforma de postulación.

DESTACADAS ACADÉMICAS FEMINISTAS PROPONEN INCLUIR LOS CUIDADOS EN LA NUEVA CONSTITUCIÓN

El jueves 13 de mayo se llevará a cabo la segunda sesión del evento con invitadas de Argentina, Uruguay y Brasil.

 

Este jueves 29 de abril se realizó la primera sesión del el Seminario Internacional “Las tramas del cuidado en la Nueva Constitución”, organizado por la plataforma Juntas en Acción –proyecto implementado por ComunidadMujer y Humanas y cofinanciado por la Unión Europea– en conjunto con el Centro de Estudios de la Mujer (CEM).

Los cuidados constituyen un nudo central en la generación de las desigualdades de género, algo que se ha acrecentado durante la pandemia. Según cifras de ComunidadMujer, 9 de cada 10 mujeres que han perdido sus empleos no han podido salir a buscar uno por tener que cuidar. A ellas se suman aquellas mujeres que viven el agobio de tener que compatibilizar el teletrabajo con extensas jornadas de trabajo doméstico y de cuidados no remunerado.

Con el objetivo de debatir sobre las alternativas innovadoras de inclusión de los cuidados en el proceso constituyente, se reunieron destacadas panelistas nacionales e internacionales y más de 200 espectadoras.

La charla inaugural estuvo a cargo de Lorena Fries, directora ejecutiva de Corporación Humanas y ex directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos. Fries destacó que “la igualdad de género debe recorrer todo el texto constitucional” y recalcó que es fundamental que la importancia del movimiento feminista para influir en el proceso constituyente, identificando las demandas, poniéndolas en común y trabajando por la incidencia.

Por su parte, el jefe de Cooperación de la Delegación de la Unión Europea en Chile, Ewout Sandker, afirmó que “la pandemia ha afectado de manera desproporcionada a las mujeres. Un factor importante ha sido la mayor carga para las mujeres del cuidado en el ámbito doméstico, la cual ha resultado en una doble carga cuando se suma al empleo formal, o en muchos casos, en la pérdida de ese empleo. Ahora, por primera vez, se escribirá una nueva Constitución con paridad de género en Chile, lo cual nos presenta una oportunidad única de incluir la perspectiva de género en ella, y, de esa manera, combatir las desigualdades de género en el país, un esfuerzo que apoyamos plenamente desde la Unión Europea a través del proyecto Juntas en Acción con Comunidad Mujer y Corporación Humanas”.

En esta primera sesión se debatieron las bases conceptuales del cuidado de las personas, de los vínculos sociales y del medio ambiente, especialmente en un escenario azotado por la pandemia y por una profunda crisis social, económica y ambiental, con vistas a la inclusión de los cuidados en la nueva Constitución de Chile.

Entre las intervenciones de las panelistas, destacó la de Cristina Carrasco, doctora en Economía, integrante del grupo de trabajo Economía Feminista Emancipadora de CLACSO. En su charla llamada “Capitalismo neoliberal: ¿cómo situamos los cuidados?”, Carrasco afirmó que “la reproducción de la vida depende de varios factores, pero el principal es el trabajo de cuidados”. No considerar el trabajo doméstico y de cuidados como trabajo, “no es un simple olvido, es la marginalización del conflicto”, explicó la economista.

Por su parte, la economista argentina Corina Rodríguez expuso sobre Economía feminista y cuidados, afirmando que “el tema de los cuidados está en el corazón de cualquier agenda transformadora”. Para Rodríguez es fundamental abordar las 5 R en el trabajo de cuidados: Reconocimiento, Reducción, Redistribución, Remuneración y Representación.

Para finalizar, la también argentina Laura Pautassi, doctora en Derecho, investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, explicó que “el cuidado, además de ser un trabajo intenso que debe ser valorado, es un derecho humano: el derecho a cuidar, a ser cuidado y al autocuidado”.

El Seminario Internacional “Las tramas del cuidado en la Nueva Constitución” tendrá una segunda sesión el día jueves 13 de mayo, donde se profundizarán los desafíos y aprendizajes de los sistemas de cuidado a través de las experiencias de Argentina, Chile, Brasil y Uruguay. En esta ocasión contará con la participación de destacadas panelistas como la socióloga brasileña Nadya Araujo Guimarães, profesora en la Universidad de São Paulo; Soledad Salvador, integrante del Centro Interdisciplinario de Estudios sobre el Desarrollo (CIEDUR); Irma Arriagada, socióloga, consultora de las Naciones Unidas e investigadora del Centro de Estudios de la Mujer (CEM) y Alejandra Sepúlveda, directora ejecutiva de ComunidadMujer.

Ver programa: http://bit.ly/ProgramaSeminarioCuidados

Link de inscripción para la segunda jornada: http://bit.ly/SeminarioCuidados

Revisa la primera sesión del Seminario aquí:

“LAS NIÑAS PUEDEN”: LA INICIATIVA DE COMUNIDADMUJER POR LA IGUALDAD DE GÉNERO

A través del sitio web lasninaspueden.cl, la organización pone a disposición información y material educativo para superar la brecha de género en la infancia.

 

El rol de la educación en la lucha por la igualdad de género es fundamental. Así lo entiende y propone ComunidadMujer con su proyecto #LasNiñasPueden, cuyos contenidos de este año son parte de la iniciativa “Educación, género y corresponsabilidad: cómo avanzar durante y después de la pandemia”.

Este proyecto, apoyado por Fundación BHP Chile, en el marco de la Red de Educación Digital, cuenta con un sitio web (https://lasninaspueden.cl/) donde se puede revisar y descargar su material educativo y campañas comunicacionales.

#LasNiñasPueden busca entregar material para los y las docentes que deseen implementar prácticas sin estereotipos de género en sus aulas. Se destacan allí las “Guías para Educar en Igualdad de Género y Corresponsabilidad”, divididas según cursos, las que además cuentan con videos de apoyo.

Además, cuenta con material dirigido especialmente a estudiantes de pedagogía y docentes, tales como el “Manual de Prácticas Pedagógicas para la Educación Técnico Profesional” y la “Guía Pedagógica Igualdad de Género en las Decisiones Vocacionales”, entre otras.

IR AL SITIO WEB LAS NIÑAS PUEDEN.

DÍA INTERNACIONAL DE LAS NIÑAS EN TICS: CÓMO PARTICIPAR DESDE CHILE

Incentivar a más niñas a dedicarse a este sector históricamente ocupado por los hombres es la meta de esta fecha, que en Chile se conmemorará con talleres y charlas.

 

Este 23 de abril se celebra el Día Internacional de las Niñas en las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicaciones). Esta fecha, establecida por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) de Naciones Unidas, tiene como objetivo promover que las niñas y jóvenes se interesen ingresen al área de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

Según la UIT, la brecha de género en el área es preocupante y es notoria en la desproporción entre los hombres y las mujeres matriculadas en carreras técnicas y profesionales del sector. Además, una vez en el campo laboral, quedan relegadas a trabajos de menor relevancia y responsabilidad.

“La falta de participación de las mujeres jóvenes en los estudios relacionados con las TIC se refleja en las empresas y los organismos gubernamentales de todo el mundo. En la actualidad, el sector está dominado por los hombres, especialmente los niveles superiores”, señala la UIT.

Actividades para participar en Chile

En Chile, una de las actividades que se realizará con motivo de esta conmemoración son los cursos de Ingeniosas, organización dedicada a promover la participación de niñas en ciencias, matemáticas, ingeniería y tecnología.

El evento es desarrollado en conjunto con DigiGirlz, iniciativa de Microsoft Education y la organización Innovacien. Así, este viernes 23 se desarrollarán dos talleres: “Descubriendo las TIC” y “Tu huerto inteligente”. Las inscripciones están abiertas en el sitio https://ingeniosas.org/

Campaña de Ingeniosas.

Otra de las iniciativas son las organizadas por Inacap y Huawei para el día jueves 22, con la charla “Tech4all: El rol que juega la inteligencia artificial en protección de biodiversidad” y el conversatorio “Mujeres, un rol significativo para la sociedad y el desarrollo socio-económico del país”.

El detalle del programa y las inscripciones las puedes encontrar en:

https://portales.inacap.cl/eventos/eventos-2021/da-de-las-ninias-en-las-tic

COMISIÓN DE MUJERES APRUEBA PROYECTO DE LEY QUE RECONOCE CONSTITUCIONALMENTE EL TRABAJO DOMÉSTICO Y DE CUIDADOS NO REMUNERADO

Se trata de una labor realizada en su gran mayoría por mujeres que, se calcula, aportaría el 22% del PIB del país.

 

Este lunes 19 de abril, la Comisión de Mujer y Equidad de Género de la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó y despachó a la Comisión de Constitución el proyecto que incluye dentro de las garantías constitucionales el reconocimiento al trabajo doméstico y a la labor consistente en el cuidado de personas.

La iniciativa fija en el marco constitucional el trabajo doméstico y de cuidados como una actividad que genera riqueza nacional y que, por lo tanto, debe ser cuantificada y considerada en la creación de programas y políticas públicas.

Según la investigación, “¿Cuánto aportamos al PIB? Estudio de Valoración Económica del Trabajo Doméstico y de Cuidado No Remunerado en Chile”, realizada por ComunidadMujer con el apoyo de Juntas en Acción y el cofinanciamiento de la Unión Europea, el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado equivale al 22% del PIB Ampliado, lo que supera la contribución de todas las otras ramas de actividad económica. A modo de ejemplo, tiene casi el doble de importancia económica que el valor de los “Servicios financieros y empresariales” (11,8%), corresponde a cuatro veces lo que aporta “Construcción” (5,1%) y casi ocho veces lo del sector “Agropecuario, Silvícola y de Pesca” (2.8%).

Las parlamentarias destacaron la importancia de visibilizar estas funciones que ejercen mayoritariamente las mujeres, para que con esto se avance en un reconocimiento que permita terminar con las discriminaciones y las brechas sociales, laborales, económicas, etc., que actualmente afectan a quienes representan la mitad de la población nacional.

COFFUF LANZA PLATAFORMA PARA FOMENTAR LA AUTOESTIMA Y EL DEPORTE EN NIÑAS Y ADOLESCENTES CON APOYO DE JUNTAS EN ACCIÓN

Juntas crecemos fue desarrollada con el apoyo de Juntas en Acción y el cofinanciamiento de la Unión Europea.

 

Con el fin de incentivar la autoestima y el deporte en niñas y adolescentes, COFFUF (Corporación de Fomento del Fútbol Femenino) lanzó su plataforma “JUNTAS CRECEMOS” donde, de manera interactiva, dinámica y gratuita, se entregarán contenidos sobre autoestima, liderazgo y deporte a niñas y adolescentes.

El proyecto consta de una plataforma online y un planner en el que las niñas podrán desarrollar actividades y aprender sobre mujeres destacadas en variadas disciplinas. En esta primera etapa participarán niñas de San Bernardo, Macul, San Ramón, Lo Prado, Maipú, Ñuñoa y Valdivia.

El proyecto “JUNTAS CRECEMOS” es apoyado por Juntas en Acción, plataforma de organizaciones por los derechos de las mujeres impulsada por ComunidadMujer y Corporación Humanas, y cofinanciada por la Unión Europea.

 Seleccionadas nacionales y mujeres destacadas

Con el propósito de incentivar el deporte y la actividad física el programa cuenta además con la participación de la seleccionada nacional y jugadora de Santiago Morning, Daniela Pardo, quien semanalmente les enseñará de manera online rutinas de ejercicio y desafíos deportivos a las niñas, los que podrán realizar en su casa, con los elementos disponibles en su hogar.

Las participantes también podrán conocer a destacadas mujeres a nivel nacional, como la tricampeona de ajedrez Damaris Abarca, la cineasta Claudia Huaiquimilla o la geóloga experta en meteoritos Millarca Valenzuela, quienes les contarán sobre sus sueños cuando niñas y cómo lograr hacerlos realidad.

Daniela Espinoza, directora de la COFFUF, destaca: “Este proyecto busca ser un espacio de aprendizaje y crecimiento para niñas y adolescentes en el que se acercarán a conceptos como la autoestima y el autocuidado, practicarán deporte junto a una de las seleccionadas que jugó un Mundial y ha sido campeona de Chile 3 veces, y podrán conocer a destacadas mujeres que han logrado cumplir sus sueños, más allá de adversidades, discriminaciones o prejuicios”.

Sobre el origen del proyecto, Espinoza cuenta que “como Corporación, con la pandemia también nos tocó reinventarnos, y ahí aparece Juntas en Acción con su desafío de generar soluciones para el contexto del COVID19. Sabíamos que las mujeres éramos las más perjudicadas con la pandemia, y aún más las niñas que con el aislamiento se han visto tremendamente afectadas. Teníamos nuestras escuelas online funcionando, pero nos dimos cuenta que se necesitaba más, que las niñas requerían de un espacio propio en el que encontrarse, crecer y desarrollarse emocionalmente. Así surge JUNTAS CRECEMOS una plataforma interactiva que, con un formato cercano y dinámico busca fomentar la autoestima, el liderazgo y el deporte en niñas y adolescentes”.

La directora de la COFFUF agrega: “Según estudio de ONU Mujeres, el 36% de las jóvenes chilenas de entre 10 y 17 años declara haber evitado realizar alguna actividad por no sentirse bien con su apariencia y un 47% indica haber sentido presión por verse más linda. El desarrollar una sana autoestima es fundamental en niñas y adolescentes, pues influye directamente en su capacidad de utilizar el espacio y lo público, esto es lo que luego las convierte en mujeres seguras, autovalentes y libres. Según la percepción que tienen de sí mismas es cómo se relacionan con sus metas, proyectos, sueños y aspiraciones”.

“Los estereotipos de género están presentes en la educación y en la vida diaria de niñas y adolescentes”, subraya Espinoza, “por lo que se vuelve tremendamente necesario abordarlos, promover su autoimagen, fortalecer su liderazgo individual y generar dinámicas sanas y efectivas de trabajo en equipo. Este proyecto buscar dotar de referentes cercanas y reales a niñas y adolescentes con el objetivo de que puedan desarrollar su autonomía y ver que el lograr sus sueños es algo real y posible. Con esto las incentivamos a valorarse y a participar de espacios de toma de decisión que se les presentan en la vida. Niñas y adolescentes se ven constantemente influenciadas de manera negativa en la creación de su identidad y percepción de los otros/as, este taller busca fortalecer estas dinámicas y lograr en ellas seguridad”

“Invitamos a los colegios, municipios interesados a comunicarse con nosotras y a las niñas con ganas de participar a ingresar a www.juntascrecemos.cl , pues aún tenemos cupos disponibles!” finaliza Daniela.