ORGANIZACIONES DE JUNTAS EN ACCIÓN PARTICIPAN EN CONFERENCIA REGIONAL SOBRE LA MUJER

ComunidadMujer, el Observatorio contra el Acoso Chile, el Instituto de la Mujer y el Centro de Estudios de la Mujer, fueron algunas de las organizaciones de la sociedad civil que participaron de la instancia internacional.

Entre el 27 al 31 de enero se desarrolló en Chile la XIV Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, organizado por la CEPAL con apoyo de ONU Mujeres y la Unión Europea.

En esta ocasión, el tema principal del encuentro fue la autonomía de las mujeres en escenarios económicos cambiantes, donde Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, destacó que la conferencia “ha generado, intercambiado y fortalecido propuestas de política pública para enfrentar el desafío de lograr las tres autonomías de las mujeres: económica, política y física”.

Stella Zervoudaki, embajadora de la Unión Europea en Chile, también participó en diversas instancias de la conferencia, destacando que “la Unión Europea defiende la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en todos sus programas y políticas. Queremos dar un paso más en la lucha contra la violencia contra las mujeres y niñas y producir cambios positivos en nuestras sociedades. La visibilidad del problema, el intercambio de expertise y buenas prácticas sobre cómo abordarlo mejor a nivel nacional y regional, son pasos previos imprescindibles para avanzar en la incidencia, el diálogo político y acciones concretas. Aún queda mucho por hacer para prevenir y eliminar la violencia contra mujeres y niñas. Seguiremos trabajando con nuestros aliados y aliadas en los gobiernos, con todo el Sistema de las Naciones Unidas y con las organizaciones de mujeres para asegurar que esta iniciativa siga generando resultados importantes y buenas prácticas en la prevención y eliminación de la violencia contra las mujeres y niñas”.

El encuentro concluyó el viernes 31 de enero con la firma del llamado Compromiso de Santiago, que establece “tomar todas las medidas necesarias para acelerar la efectiva implementación de la Plataforma de Acción de Beijing y de la Agenda Regional de Género, fortaleciendo la institucionalidad y la arquitectura de género a través de la jerarquización de los mecanismos para el adelanto de las mujeres y de la transversalización de la perspectiva de género en los diferentes niveles del Estado”.

Entre los 48 puntos del Compromiso de Santiago se destacan acuerdos para erradicar la violencia de género, otorgar acceso universal a servicios de salud integrales, incluidos los servicios de salud sexual y reproductiva, fomentar la participación laboral de las mujeres en áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, implementar políticas y programas que contribuyan a un envejecimiento saludable y activo, que incluyan la perspectiva de género, reducir la brecha salarial y aumentar la representación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones a fin de alcanzar la democracia paritaria, entre otros.

La participación de la sociedad civil

ComunidadMujer, el Observatorio contra el Acoso Chile, el Instituto de la Mujer y el Centro de Estudios de la Mujer, fueron las organizaciones de Juntas en Acción que participaron activamente de la instancia internacional.

ComunidadMujer, una de las organizaciones impulsoras de Juntas en Acción con Corporación Humanas, estuvo presente en la conferencia y participó de instancias destinadas a la sociedad civil. Alejandra Sepúlveda, directora ejecutiva de ComunidadMujer valoró “el reconocimiento a la labor de la sociedad civil en el avance de los derechos y la autonomía de las mujeres en América Latina”.

Sepúlveda también destacó “el fuerte llamado a reconocer el aporte económico y al desarrollo de los países del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado que realizan fundamentalmente las mujeres. Este trabajo hoy es invisible y está naturalizado como responsabilidad de ellas, lo que opera como una barrera de acceso y permanencia en el mundo del trabajo formal y a las oportunidades”.

El Centro de Estudios de la Mujer también participó en la conferencia haciendo una presentación sobre la relación entre la autonomía económica de las mujeres y la economía del trabajo. Virginia Guzmán realizó esta presentación destacando el aporte del feminismo en ampliar el concepto de trabajo, incluyendo todas sus formas y no sólo las mercantiles, y su aporte a la economía.

Guzmán también se refirió a cómo la economía feminista ha ampliado la noción misma de economía, abriendo la comprensión de que existen dos subsistemas, el de la economía del cuidado y el de la economía mercantil.

“Creo que hubo una gran articulación sobre la situación de crisis actual, una conciencia del momento de crisis del neoliberalismo, de crisis climática, de crisis de los Estados nacionales y problemas de ciudadanía, planteado con mucha fuerza por los migrantes”, manifestó Guzmán.

Gloria Leal (a la derecha), directora ejecutiva del Instituto de la Mujer.

El Instituto de la Mujer asistió al Foro Alternativo de la Sociedad Civil y a la presentación de la iniciativa ‘Spotlight, uniendo esfuerzos para eliminar la violencia contra las mujeres, las niñas y el femicidio en América Latina’. Al respecto, Gloria Leal, presidenta de la organización, expresó que “valora esta iniciativa que contribuye a poner el foco en las distintas manifestaciones de violencia que viven las mujeres y las niñas en países de América Latina y el Caribe, donde se cruza el racismo, la discriminación, la pobreza, el embarazo adolescente, la violencia sexual, entre otras violencias”.

Además, con respecto al foro concordó que “las alianzas estratégicas regionales son imprescindibles para articular el conocimiento y las experiencias colectivas”.

Por su parte, María José Guerrero, presidenta del Observatorio contra el Acoso Chile, también participó en el foro como asistente de la sociedad civil. Guerrero manifestó que “si bien es necesario avanzar en discusión macroeconómica, no podemos olvidar que en la región las violencias contra las mujeres siguen imperando”.

“En relación a los acuerdos, creemos que se deberían haber usado verbos más comprometedores, en el sentido de garantizar derechos. De todas maneras, esperamos que los acuerdos se cumplan y avancemos hacia un cambio social que contribuya a poner fin a un sistema de dominación que mayoritariamente afecta a niñas y mujeres, particularmente en nuestra región”, concluyó Guerrero.