ORGANIZACIONES POR LOS DERECHOS DE LAS MUJERES LANZAN LA BRÚJULA CONSTITUYENTE FEMINISTA

Corporación Humanas, Observatorio de Género y Equidad (OGE) y Centro de Estudios de la Mujer (CEM), organizaciones parte de Juntas en Acción, lanzaron documento con el objetivo de contribuir al debate público en el proceso constituyente.

 

Pensar una Constitución feminista requiere ir más allá de un pliego de demandas o de una enumeración de razones. Si bien, tanto demandas como razones son parte fundamental del entramado de una nueva Constitución que respete y garantice los derechos de las mujeres, es fundamental instalar una mirada que revele el carácter transformador que ofrece el feminismo como alternativa a modelos que están contra la vida digna en todo el mundo, nutriendo el debate, las actas, el texto y sus consecuentes expresiones prácticas con la vocación de generar condiciones para cambiar los cimientos del orden político, económico, social y cultural de género.

A partir de los comentarios de diversas actorías sociales, Corporación Humanas, Observatorio de Género y Equidad, y el Centro de Estudios de la Mujer elaboraron una “Brújula” orientadora, para contribuir a los debates de organizaciones de mujeres, feministas y del mundo social en general en este proceso de elaboración preconstituyente.

“Desde una perspectiva feminista, debemos poder ofrecer un proyecto de sociedad que amplíe y modifique los marcos racializados, patriarcales y neoliberales preestablecidos, caracterizados por precarizar la vida de las personas, especialmente de las mujeres, limitando su autonomía económica, política y cultural, considerándolas como sujetas de menor respeto y valor, subordinándolas y excluyéndolas”, sostienen las organizaciones.

La Brújula Constituyente Feminista considera tres enfoques nucleares para avanzar sustantivamente hacia la igualdad y autonomía de género en la nueva Constitución, que son relevantes en este proceso constituyente:  i) Los cuidados como principio rector de la organización social: ii) Una democracia paritaria, inclusiva y deliberativa como norte del nuevo sistema político; y iii) La reivindicación de lo común como condición del desarrollo pleno de las personas.

Corporación Humanas, el Observatorio de Género y Equidad y, el Centro de Estudios de la Mujer, plantean la necesidad de proponer un nuevo paradigma que, por un lado, debilite las fronteras público-privado y, por otro, desmonte el control del poder patriarcal sobre lo privado y lo público, con el objetivo de desarrollar nuevas formas de producción y reproducción de la vida, superando la fragmentación social, el individualismo de una meritocracia fallida y la métrica mercantil de las relaciones sociales, rescatando el carácter relacional e interdependiente de la vida social.

DESCARGAR BRÚJULA CONSTITUYENTE FEMINISTA: